Tempus est iocundum, o virgines!

greguería

4 comentarios en “Tempus est iocundum, o virgines!

  1. ¡Cuán bellos son los Carmina Burana, hermano!

    Si hasta dan ganas de aparearse cual bestia de prado con este tiempo.

    Me gusta

  2. De los viajes y sus hallazgos

    Tren, camina, silba, humea,
    acarrea
    tu ejército de vagones,
    ajetrea
    maletas y corazones.

    Subió de su mano al tren que la había de llevar a conocer nuevos soles, nuevas gentes.
    Y entre otros, conoció a un tal Inocencio X y a un ser entrañable que la cautivó para siempre ¿Su nombre? Poco importa, usa seudónimos. Para mí, el amigo, el hermano.
    Un placer y un honor.
    Un día me gustaría que viniera a conocer a mi lado mi mar, mi sol y mis arrozales.
    Un beso.

    Me gusta

  3. De los viajeros y sus historias

    Es la risa lo que anima al viajero y al solitario paseante, es la risa, sí, o es la sonrisa, sí, sí, sí… la monalisa…

    ¡ay!, que me da la risa…

    Un beso.

    Me gusta

Deja tu greguería

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s