Saint-Yves d’Alveydre

Quienquiera que sea
ladra la hora,
las horas muertas
de viernes a viernes,
fantasma de esta casa,
tierra sobre tierra.

Anuncios