Tus heridas y cicatrices se convertirán en harapos del alma, es todo lo que puedo ofrecerte, amigo. A cambio puedo exigirte que rechaces el mundo, del que tanto has disfrutado, y seas la lavandera de tu espíritu.

Testar...

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s