Vargas vuelve

greguería

Caminábamos mi amigo Ahasvero y yo por los tuétanos de la noche, cuando hete aquí que, movido por la amistad y el entusiasmo, empecé a declamarle los pomposos versos de un pésimo y ferruginoso poeta a dos lascivas lamias que se pusieron inmediatamente cachondas al son de tan apestosos sonetos. Juro, desde ahora, considerar algo más a los poetas aunque sólo sean como engrasadores de los calenturientos sótanos de las hijas de la noche. ¿Verdad, primo?

11 comentarios en “Vargas vuelve

  1. Poetas… malabaristas de las palabras y las ilusiones. jamas dejen de entibiar la mieles feminas y los corazones entusiastas

    Me gusta

  2. Hola, Su: olvidarte nunca, precisamente en la noche de marras hablábamos de ti con mucha dulzura mi primo y yo. Acuérdate de estos perdisos en tus oraciones, por favor. Un besazo.

    Me gusta

  3. Tenías que habernos visto a los dos, él con el porte de los Camborios, de los gitanos finos, yo con la sal de los Vargas, irresistibles, vamos jajajaja

    Me gusta

  4. jajajajaj ayyy yo quiero ponerme al laito un ratito con vosotros y reirme un poquito jooo, llevameeeee

    Me gusta

  5. jajaja, lo juro por nuestros muertos, primo. Lo nuestro es atraer las lamias con (mal)versos ajenos (¿será por ser gitanos?)

    Me gusta

Deja tu greguería

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s