Coco Privilegiado

Coco Privilegiado o simplemente Coco es el apelativo cacariñoso cocon que Felipe IV me llamaba. En realidad me llamo Nicocolás Pertusato, inmortalizado por Velázquez en su famoso cucuadro de Las Meninas. Yo simplemente era el enano de la cocorte. Un bufón del montón. Pero para Felipe IV y su familia era el pensador más destacacado de la época. Yo no lo creo así. Aparte de eso, ya sabéis: nací en Alessandria de la Palla, entré en Palacio en 1650. Oficialmente muerto en 1710. ¿La leyenda de mi inmortalidad? je, je, je… Preguntadle a mi mastín.