Cuarenta

greguería

Cuando te acercas a los cuarenta algo se remueve en los intestinos. Sabes que estás cruzando un ecuador, si es que no lo has cruzado ya por completo y para siempre, como le ha ocurrido a Vicente. En un sentido te encuentras fuerte y en otros ya estás tocado para siempre. No se recupera la piel perdida en las batallas, en los errores. Es así. Aunque las uñas crezcan de nuevo los errores no se enmiendan, más bien se enmierdan cada vez más. Hasta que un día acaban rebosando hasta en los sueños, como un pozo ciego. Lo peor que te puede pasar es la monotonía.

Un comentario en “Cuarenta

  1. Forty
    When you approach the forty something is removed in the internal. You know that you are crossing an equator, if it is that you have already not crossed it completely and for always, since it has happened Vicente. In a sense you are strong and in other already you are touched for always. The lost skin in the battles, in the errors… does not recover. It is thus. Although the nails grow the errors again do not reform, rather are … more and more. Until a day they end up overflowing until with the dreams, as a blind drain. The worse thing than can happen to you is monotony.

    Me gusta

Deja tu greguería

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s