knockin’ on heaven’s door

greguería

Mi hermano Ahasvero y yo aporreábamos inútilmente las puertas del cielo, pero allí dentro no parecía quedar ni una libra de piedad para nosotros. Y es que aún nos faltaba por pagar 60 cuotas de nuestras respectivas hipotecas.

2 comentarios en “knockin’ on heaven’s door

Deja tu greguería

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s